venerdì 17 giugno 2016

Sergio David Urrego Reyes (Bogotá, 1997 - Bogotá (Titan Plaza), 4 de agosto de 2014)

Sergio Urrego

Sergio David Urrego Reyes (Bogotá, 1997 - Bogotá (Titan Plaza), 4 de agosto de 2014) fue un estudiante colombiano que se suicidó tras ser víctima de homofobia.
Urrego estudiaba en Gimnasio Castillo Campestre, lugar en que ―de acuerdo con varias cartas que Urrego escribió antes de suicidarse― los directivos y personas vinculadas a ellos lo discriminaron por su homosexualidad. La muerte de Urrego fue difundida por los medios de comunicación varias semanas después. El Gobierno Nacional y la Fiscalía General de la Nación manifestaron estar investigando el caso, el cual generó manifestaciones de rechazo nacional e internacional hacia quienes lo discriminaron, especificamente, el colegio en que Urrego estudió.

Hechos

De acuerdo con sus compañeros de clases, Sergio Urrego era un alumno de buen desempeño académico y disciplinario, con buena ortografía y era conocido por ser un lector empedernido. De hecho, tras la publicación de los resultados del examen nacional ICFES, realizado un día antes de suicidarse, se supo que obtuvo el décimo mejor puntaje a nivel nacional.
Sin embargo, su orientación homosexual y su actitud crítica ante la autoridad pudo haberlo convertido en blanco de discriminación por parte de los directivos de Gimnasio Castillo Campestre. Según se denuncia, un profesor tuvo acceso a un celular en el que había una foto de Urrego besando a otro joven. Se cree que la discriminación se desató cuando el profesor presentó la foto a los directivos del plantel. La institución decidió no permitir el ingreso de Urrego al colegio hasta que los padres de ambos jóvenes se presentaran en este. Esto llevó a que Urrego confesara la relación que sostenía a sus padres, quienes lo apoyaron completamente.
Posteriormente, los padres del joven que aparecía en la foto besándose con Urrego resolvieron denunciar a Urrego por acoso sexual contra su hijo. Asimismo, el colegio denunció a la madre de Urrego, Alba Lucía Reyes Arena, por supuesto abandono de hogar, ya que residía en Cali.
Urrego sufrió una crisis nerviosa y fue internado en la clínica Country, donde confesó que se quería morir.
El 4 de agosto de 2014, Sergio Urrego dejó varias cartas en su casa, una de las cuales decía:
Hoy espero lean las palabras de un muerto que siempre estuvo muerto, que caminando al lado de hombres y mujeres imbéciles que aparentaban vitalidad, deseaba suicidarse, me lamento de no haber leído tantos libros como hubiese deseado, de no haber escuchado tanta música como otros y otras, de no haber observado tantas pinturas, fotografías, dibujos, ilustraciones y trazos como hubiese querido, pero supongo que ya puedo observar a la infinita nada.
Sergio Urrego poco antes de morir
Asimismo, en una carta dirigida a su madre, desmintió las acusaciones que en contra suya hicieron los padres de su pareja sentimental:
En la memoria de mi celular y en el escritorio de la pc quedan dos pantallazos de nuestras conversaciones en WhatsApp que demuestran que él no se sintió acosado en ningún momento, pues respondía con naturalidad a los mensajes. Nunca en mi vida he acosado sexualmente a nadie, me parece un acto reprochable.
Carta de Sergio Urrego en alusión a las acusaciones de acoso en su contra.
Ese mismo día, el 4 de agosto de 2014, Sergio Urrego se lanzó desde el último piso del centro comercial Titán Plaza, situado en el noroccidente de Bogotá.

Repercusiones

La muerte de Sergio Urrego suscitó jornadas de rechazo tanto en las redes sociales, como a través de manifestaciones en el lugar en que él estudió. Ese mismo día (4 de agosto de 2014), la madre de Sergio Urrego, Alba Lucía Reyes Arenas, se refirió a los hechos en una entrevista hecha por W Radio. Según varios estudiantes de décimo y undécimo grado, días después del suicidio los directivos del colegio los citaron para disuadirlos de hacer comentarios en redes sociales sobre lo acontecido.
El 8 de septiembre de 2014, la rectora de Gimnasio Castillo Campestre, Amanda Castillo, realizó declaraciones públicas, negando que se hubiera presentado discriminación por parte de los directivos del colegio.11 Cuatro días después, el 12 de septiembre, más de trescientas personas entre las cuales se encontraban estudiantes y padres del familia del colegio, y militantes de la Unión Libertaria Estudiantil (sindicato estudiantil anarquista al cual pertenecía Urrego), hicieron un plantón en protesta por la actuación del colegio y en apoyo a la madre de Urrego, Alba Lucía Reyes Arenas.
El 12 de septiembre de 2014, el artivista venezolano Daniel Arzola rindió tributo a Sergio Urrego en una de sus obras, haciendo un retrato de Urrego con la frase: “Ignorar el abuso nos hace violentos”. Días antes de su suicidio Urrego había compartido en su perfil de Facebook una obra de Arzola, perteneciente a la campaña No Soy Tu Chiste cuya frase decía: "Mi sexualidad no es un pecado, es mi propio paraíso". Ambas obras se volvieron símbolos de lucha en la causa contra la homofobia en Colombia.
El 15 de octubre de 2014, en Birmingham (Reino Unido), la vicepresidenta del club de seguidores de la cantante Lady Gaga, María Paula Reyes Gaitán, habló personalmente con la artista sobre el caso de Sergio Urrego, y le entregó una carta con el objeto de que ella contribuyera a concienciar sobre los casos de discriminación en América Latina. En consecuencia Lady Gaga en uno de sus conciertos en Londres mencionó el caso frente a sus seguidores.

Investigación y procesos penales

El 11 de septiembre de 2014, Colombia Diversa, una ONG defensora de derechos civiles, presentó una tutela ante el tribunal superior de Bogotá. Posteriormente, el 13 de septiembre de 2014, la fiscalía de Colombia anunció que llamaría a la rectora del colegio, Amanda Castillo, y a un profesor de este, a comparecer por lo acontecido. Una de las razones que fundamentan este llamado es que el manual de convivencia del plantel, a la fecha de los hechos, no se ajustaba a las disposiciones legales y constitucionales referentes a la libertad de orientación sexual. Para ese momento, el manual tipifica como «faltas graves» las manifestaciones de homosexualidad.
El 15 de septiembre de 2014, la fiscalía de Colombia anunció la realización de inspecciones a Gimnasio Castillo Campestre. Se interrogó a la rectora, la psicóloga y el profesor a cargo del aula en la que estudiaba Urrego. Asimismo, se revisó la queja por «abandono de hogar» interpuesta por el colegio, y la denuncia hecha ante la secretaría de educación de Cundinamarca por la madre del alumno.
El 24 de septiembre de 2014, el tribunal administrativo de Cundinamarca, en fallo de tutela interpuesta por la madre de Sergio Urrego, estableció que él sí había sido víctima de discriminación en el claustro. Sin embargo, negó las reparaciones pedidas por la madre, las cuales consistían en que el colegio pidiera excusas públicas por su actuación, y que se realizara una ceremonia de grado simbólica y póstuma a Sergio Urrego. Asimismo, el tribunal denegó que la Secretaría de Educación investigara y sancionara al colegio y, en su lugar, exhortó al Ministerio de Educación para que revisara si los manuales de convivencia de los distintos colegios del país están dentro del marco legal.
El 10 de octubre de 2014 renunció la rectora de Gimnasio Castillo Campestre, Amanda Azucena Castillo, quien permanece vinculada al proceso de investigación de la Fiscalía, y se espera la audiencia de imputación de cargos por parte de la fiscalía.
El 21 de agosto de 2015, la Corte Constitucional falló finalmente a favor de la familia de Sergio Urrego. Luego de revisar la tutela, revocó la decisión previa del Consejo de Estado apoyada por la Procuraduría, y acogió ciertas peticiones de la familia. Entre otras determinaciones, el colegio deberá hacer un "acto de desagravio público" en el que “reconozcan las virtudes de Sergio y su legado y se reconozca el respeto que se le debía brindar a su proyecto de vida”. Así mismo, las directivas del colegio deberán dar una declaración pública “donde se reconozca que la orientación que asumió Sergio debía ser plenamente respetada por el ámbito educativo”.
El 11 de diciembre de 2015, la Corte Constitucional dejo en firme el falló a favor de Urrego, negando una solicitud de nulidad presentada en septiembre por la Procuraduría.

 

 

Nessun commento:

Posta un commento